Lo Último

HISTORIAS FUNDACIONALES - HACIA LOS 190 AÑOS DE JUNIN

Junín en el año de la tragedia del Titanic

Escribe Roberto Torres

Apertura Calle Mendoza. Hoy Sáenz Peña.El señor Mancho, parado sobre el terraplen, comerciante precursor de la idea (dato aportado por Alfonsina Iacullo, Archivo Histórico Municipal).




Cien años después de la tragedia que costó la vida a 1.517 personas (1912-2012), la “Fiebre Titanic” invadió la vida cotidiana de los habitantes del siglo XXI. Desde la televisión, la publicación de fascículos coleccionables, los ríos de tinta y las centenares de páginas en diarios y revistas de todo el mundo, además del cine con el relanzamiento en 3D de la célebre película de James Cameron estrenada en 1997, que llegó a ser un gran éxito de crítica y público, ganando 11 Oscar, hasta la recreación en Internet del recorrido del gigantesco barco “que ni Dios iba a hundir” y miles de homenajes especialmente en Southampton (Inglaterra), puerto del que partió el 10 de abril de 1912 y en Nueva York, el destino al que debían arribar sus 2.227 personas que viajaban a bordo alojados en las distintas cubiertas.

Todo era “Titanic”. Hasta es tema de conversación en las mesas familiares con nuestros hijos, producto de la mediatización. Y por supuesto, no puedo permanecer ajeno. Ni quiero tampoco permanecer ajeno a la “Titanización” del mundo por estos días.

¿Y qué pasaba en Junín por aquellos días?¿Cómo se enteraron los juninenses de la mayor tragedia marítima en tiempos de paz?¿Qué pensaban y que hacían aquellos que pisaban las mismas calles y veredas que nosotros pisamos hoy, un siglo después?.

Hacía 85 años que Junín había sido fundado en la figura del Fuerte Federación por el Comandante Bernardino Escribano. Aún faltaban cinco años para que se fundara LA VERDAD, el diario que ya ha reunido y vivenciado casi cien años de historia lugareña, pero por esa época se editaban otros periódicos y diarios, en el Junín que estaba posicionándose en el siglo XX.

Esteban Vicente Cichero era intendente municipal en ese tiempo y ya se observaba un creciente interés en forjar el desarrollo local, posicionando a nuestra ciudad en un lugar de privilegio en la región y los trabajadores se nucleaban en organizaciones representativas.
A través de herramientas brindadas por el Archivo Histórico Municipal –lugar donde por estos días se está desarrollando una gran labor en la reconstrucción y cuidado de los documentos y elementos de nuestro rico pasado- fue posible, medianamente, reconstruir ese Junín de hace un siglo. Ese Junín que seguramente se habrá enterado de la tragedia del Titanic a través de los diarios que llegaban a la ciudad a través del ferrocarril y que eran distribuidos por tres agencias, además de las publicaciones juninenses que se editaban por esos años: El Heraldo, El Mentor, El Monitor, El Municipio y La Censura.

Institucional y educativo

Instituciones prestigiosas se iban afianzando en la comunidad y potenciaban su desarrollo como el Club Social, la Sociedad Belgrano, la Sociedad de Beneficencia a cargo del Hospital de Caridad, Club Gimnasia y Esgrima y Stand General San Martín, Sociedad Bartolomé Mitre, “La Ferrocarrilera de Junín, Sociedad Española de Socorros Mutuos, Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Italia Unita”, Centro de Empleados del Ferrocarril B.A.P., Sociedad Francesa de Socorros Mutuos, Sociedad Agraria de Junín, Círculo de Obreros, Centro Social Democrático, instituciones piadosas de la parroquia San Ignacio de Loyola, Cosmopolita de Trabajadores, Sociedad Comercio e Industria, Centro Empleados de Comercio, Liga Agrícola Ganadera, el Ejército de Salvación, Centro Juventud Estudiosa, Sociedad Patronal de Peluqueros y Sarmiento Footbal Club. Un año después él 20 de abril de 1913- se sumaría el Centro Asturiano.

La educación se impartía en 26 escuelas comunes, una nocturna para adultos, una complementaria, una normal popular, 10 academias particulares y se contaba con tres bibliotecas públicos.

También había dos teatros (Español e Italiano), tres salones de cinematografía, tres institutos musicales, una academia de pintura y dibujo y varios centros y clubes sociales.
En materia religiosa, además de la iglesia parroquial San Ignacio de Loyola, también estaba la Iglesia Evangélica Metodista Episcopal (en Bdo. De Irigoyen y Alem) y la Iglesia Anglicana en Borges y Alem (donde también funcionaba una escuela inglesa).
Dos líneas ferroviarias llegaban a la ciudad: el Buenos Aires al Pacífico y el Central Argentino.

Fuerte actividad comercial

Basterreix Hnos. y Canavesio (ramos generales por mayor y menor y acopio de cereales), Bilbao Ordiales y Peón (un comercio del mismo rubro que el anterior); la relojería, joyería y platería “Suiza”, la tienda, mercería y anexos R. Amundarain y Cía.; “La Popular”, gran sastrería y casa de artículos para hombres; el almacén, tienda, ferretería y coralón de maderas y fierros de Tomás Bolado; Brizuela y Cía. (mercaderías generales); Mariano Jimenez (tienda, mercería y zapatería); David T. Panizza con su fábrica de hielo cristalino y depósito de vinos; la licorería, fabrica de aguas gaseosas y almacén, de Alejandro Spaghetti, el Molino Tassara donde se producían cada 24 horas 500 bolsas de harin y la fideería elaboraba en el mismo tiempo, 4.500 kilos de fideos, dando trabajo a 80 empleados, eran algunos de los muchos comercios y empresas que por ese entonces potenciaban el movimiento económico de la ciudad.

Los rubros de esa actividad económica juninense de hace cien años se dividían de la siguiente manera: acopiadores de frutos del país, agencias de loterías (9), agencias de vapores (3), agencias de diarios y revistas (3), agencias de transporte, agencias de colocación, agentes de negocios, agrimensores, almacenes, armerías, artefactos eléctricos, artículos para hombre, bicicleterías, canchas de pelota, cafés y billares (10), carniceros, carpinterías, casas de moda, casas de compra-venta, cerealistas, cigarrerías, cinematógrafos, cocherías, colchonerías, colegios y academias, confiterías y fábrica de masas, constructores, contadores, depósitos.

A ellos se agregaban empresas de pompas fúnebres (5), escribanos, farmacias (4), fiambrerías, fideerías, fondas, fotografías (4), herrerías, hojalaterías, jardineros, joyeros y relojeros, lavadero mecánico, librerías, bazares y jugueterías, marmolerías, martilleros (7), médicos (6), mercados de frutas y verduras, mueblerías, peluqueros, pinturerías, procuradores, remates ferias, restaurantes (12), salones para lustrar, sombrererías, sastrerías, talabarterías, tapicerías, tenedores de libros, tiendas, tintorería, veterinario, zapaterías

También se fabricaban y elaboraban licores, tejidos de alambre, embutidos, carruajes, jabones, alpargatas y hasta acordeones.

Hechos que hicieron historia

Por su parte, el historiador Roberto Carlos Dimarco, ennumera los siguientes hechos ocurridos en 1912 –bisiesto- en nuestra ciudad (extraído del sitio trynar.com):

El martes 30 de enero, el presidente del Consejo Escolar Samuel Luis Segovia informa: “...que habiendo sido creada por resolución de la Dirección General, una escuela en las proximidades de la estación Morse, se había trasladado con el fin de ubicar el local necesario y que había conseguido por 70 pesos mensuales uno, cuyo dueño era el señor Juan Tafurelli”.

El sábado 10 de febrero se funda el Club Social “Leandro N. Alem”. El primer presidente fue don Roque Florentino y secretario don Carlos A. Cáceres.

El sábado 30 de marzo, en la calle Santa Fe (hoy Carlos Pellegrini) número 72, queda habilitado el colegio particular San Luis, siendo su director don José Mayo.

El sábado 1 de junio, se cambia el nombre de la calle Libertad por el de Ataliva Roca.

El sábado 15 de junio, empleados de la empresa del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (B.A.P.), fundaron la Sociedad Anónima Cooperativa de Consumos La Ferrocarrilera de Junín.

El domingo 30 de junio se colocó la piedra fundamental para erigir el monumento al Dr. Leandro N. Alem. Fueron padrinos de la ceremonia el Dr. Hipólito Irigoyen y la señora Emilia Tassara de Costa. Se acuñaron medallas recordatorias.

En el Teatro Italiano, organizado por el Ateneo Popular de Junín, el domingo 14 de julio disertó sobre La Revolución Francesa y sus Proyecciones, el señor Víctor Dolard.

El martes 20 de agosto de 1912 se funda la Sociedad Agraria de Junín, con el fin de promover la organización de los agricultores de la zona.

Se procede a la apertura de la calle Mendoza - hoy Roque Sáenz Peña -, el domingo 8 de septiembre, obstruida por el murallón del Ferro Carril Central Argentino, obra de un grupo de vecinos entre los que se destacó don Manuel Mancho.

El martes 17 de septiembre, se cambia el nombre de la calle Buenos Aires por el de General José Inocencio Arias.

En calle Santa Fe (hoy Carlos Pellegrini) nace el domingo 29 de septiembre, Laly Delfina, Almirón (Lalyta Almirón), prestigiosa artista de la guitarra.

Para defender los intereses de los comerciantes e industriales, auspiciando a la vez toda iniciativa tendiente al fomento y la producción, se funda el domingo 27 de octubre, la Sociedad Comercio e Industria de Junín. El primer presidente fue don Fortunato Tassara (Molino Harinero Junín) y secretario don Isidoro González.

-La ordenanza sobre higiene pública para el expendio de leche aparecida el 9 de noviembre de 1912 establecía que estaba permitido siempre que las vacas sueltas tuvieran certificado de salud y el vendedor debía observar el mayor aseo.

-En 1912 comenzó sus actividades la empresa de pompas fúnebres en calle Mendoza -actualmente Sáenz Peña-. Fue su dueño don Juan Otilio Medina y la tarifa de sus principales servicios eran estas:
Servicio de landraux (librea) para casamiento: diez pesos; servicio fúnebre de diez pesos hasta el más elevado con carruaje de duelo tenía un adicional de cuatro y cinco pesos; servicio velatorio de diez pesos hasta el más rico con lujosa capilla ardiente y cajones desde cinco pesos.

-En 1912, la Sociedad Recreativa Coral y Musical "Unión Argentina", de sobresaliente actuación en los carnavales de aquel tiempo, tenía constituida su comisión directiva en esta forma:

Presidente: Angel Zalloco; vicepresidente: Gregorio Troiano; secretario: Juan B. Wilson; prosecretario: Félix Morilla; tesorero: José Salomone; protesorero: José A: Salvay. Vocales: Carlos M. Arias, Antonio Salomone, José Barberis (h) y José Patrignani.

Hace cien años el mundo se estremecía con la tragedia del Titanic y por estas latitudes, Junín comenzaba a transformarse en una pujante ciudad del noroeste provincial con la fuerza cotidiana de sus habitantes, sus instituciones y su comercio.

JUNIN EN LA DECADA DEL 10 (FOTOS EXTRAIDAS DE LA GUIA DE 1914 DE JUNIN EXTRAIDAS DEL ARCHIVO HISTORICO MUNICIPAL)

Plano de Junín en 1914

Vista panorámica de Junín. Guía 1914

Estación del Ferrocarril Central Argentino

Estación del BAP

Estación del BAP frente hacia la plaza Ferrocariles Argentinos

Escuela Centenario en 1914

Actual Avenida Rivadavia

Barrio del Molino.

Plaza 25 de Mayo. Municipalidad. Iglesia. Casa Basterreix. Año 1914


(Agradezco de manera muy especial, la colaboración de Alfonsina Iacullo quien está a cargo del Archivo Histórico Municipal y quien ha realizado la tarea de escaneado de las fotografías)



ADHESION:















No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL PRIMER SITIO DE LA HISTORIA DE JUNIN EN INTERNET. CONSTRUYENDO EN POSITIVO A PARTIR DE CONTAR EL PASADO DE TODOS LOS JUNINENSES

SIGLO XIX. EL FEDERACION. HISTORIAS FUNDACIONALES

AGUSTINA, PASADO Y PRESENTE

JUNIN EN LA GUERRA DE MALVINAS

Lo más leído esta semana

Espacio de publicidad

MAPA DE JUNIN CON SUS CALLES EN GOOGLE MAPS