Lo Último

HISTORIAS FUNDACIONALES - HACIA LOS 190 AÑOS DE JUNIN

1963: La carrera de TC que ganó Bordeu y el espectacular accidente de Oscar Gálvez


El circuito del Gran Premio de TC "Eusebio Marcilla"

Juan Manuel Bordeu, el ganador.



El domingo 4 de agosto de 1963 se corrió el Gran Premio de automovilismo "Eusebio Marcilla" en homenaje al desaparecido "Caballero del Camino". La prueba fue ganada por un entonces joven gran volante: Juan Manuel Bordeu que superó holgadamente a los Emiliozzi. En la misma competencia sufrió un accidente Oscar Gálvez que volcó cerca de Los Toldos.
El circuito tuvo una extensión de casi 660 kilómetros por el que se desarrolló la competencia en 3 horas 56 minutos 58 segundos. El circuito estuvo conformado por caminos de la zona y la largada se hizo frente a las instalaciones de la Sociedad Rural de Junín, en ruta 7. Los corredores debían cumplir cuatro veces el circuito comprendido en el siguiente recorrido: Junín, Laplacette, Lincoln, Bayauca, la Delfina, Los Toldos, Zavalía, Baigorrita y Junín: 164, 75 kilómetros y que con los cuatro circuitos daba un total de 659 kilómetros. Había 89,25 kilómetros era de tierra y el resto de asfalto, con lo que el total de la competencia contaba con 357 kilómetros de tierra y 302 de pavimento. La carrera se largó con 45 competidores, de los 66 anotados.
Dice LA VERDAD sobre la actuación  de los pilotos juninenses: "No les fue propicio su suelo a los volantes juninenses. Uno de ellos, Rebollo, no largó por desperfectos mecánicos que no logró superar. Gómez se vio obligado a abandonar a poco de haber largado y Ferraro que hacía su reaparición luego del accidente sufrido en Córdoba, solo logró cumplir una vuelta al circuito". 
En esa carrera intervinieron por nuestra ciudad Alberto Gómez que ya había participado en una edición anterior, Arnoldo Ferraro y Humberto Rebollo.
De izquierda a derecha: el ganador Juan M. Bordeu; Dante Emiliozzi; el pergaminense Dante Trotta y Eduardo Casá.
La carrera se largó con 46 competidores de los 55 anotados y ante gran presencia de público, siendo el primero en tomar la ruta Dante Emiliozzi. A los 62 kilómetros, en Lincoln, por tiempo iba primero Armando Ríos a un promedio de 188 kilómetros por hora, superando por un segundo a J. R. Machado.
En Los Toldos, 110 kilómetros de la partida, Ríos iba primero en la ruta, adelantándose Emiliozzi; Gálvez se ubicó tercero desplazando a Meunier. Sin embargo, poco antes de Junín, al cerrarse el primer circuito de los cuatro que comprendían la prueba, Armando Ríos debió detenerse por desperfectos en el motor, dando lugar a Emiliozzi para tomar la punta de la carretera otra vez. Lo seguía Gálvez mientras avanzaba inexorablemente desde atrás Juan M. Bordeu.
Cumplido el primer circuito, el primer lugar por tiempo le correspondía a Bordeu, con 58 minutos 30 segundos a un promedio de 169,167 kph, segundo Emiliozzi con 59m34s; tercero Oscar Gálvez; cuarto Rodolfo de Alzaga, quinto Eduardo Casá. Al cruzar por segunda vez Lincoln cubiertos 227,150 kilómetros Bordeu se mantenía primero por tiempo aunque había alcanzado el tercer lugar en la carrera; lo seguían Emiliozzi y luego Gálvez.
Las dificultades en su máquina obligaron a Ríos a abandonar a esta altura de la prueba. Declaró que faltaba presión de aceite.
Cumplida la segunda vuelta, Bordeu seguía primero por tiempo, en tanto que Emiliozzi lo estaba en la ruta. Oscar Gálvez iba segundo. A poco de salir de Junín para la tercera vuelta se detuvo Emiliozzi para cambiar dos gomas. Gálvez y Bordeu pasaron al frente en la ruta. Por el control de Lincoln ya Bordeu había pasado al frente en la carretera dejando atrás a Gálvez.
Por esta localidad, a 391,950 kilómetros de carrera, detrás de Bordeu iban por tiempo Alzaga, Gálvez, Meunier, Casá y Emiliozzi.
Poco después, por Los Toldos, volcó Gálvez y cerrado el tercer circuito Bordeu iba primero con 2h55m52s2/5, seguido por Dante Emiliozzi que recuperaba posiciones. Por tiempo, sin embargo, iba segundo Eduardo Casá; tercero Alzaga; cuarto Meunier y quinto Emiliozzi. Ya a esta altura habían abandonado Gálvez -quien luego del accidente debió permanecer unos días internado en un centro asistencial de nuestra ciudad hasta que volvió a la Capital Federal- Ríos, Menditeguy, Forti, Roux, Bertolotto, Musso, Viaggio, Gómez, Manzano, Di Marco, ferraro, Saralegui y Machado.
La prueba siguió con ritmo acelerado con Bordeu manteniendo firmemente su primer lugar en tiempo y en la carretera hasta la meta final, mientras Emiliozzi lograba colocarse segundo ya no solo en la ruta sino también por tiempo. Detrás llegaron Meunier, Casá, Trotta, Galuzzo y Pairetti en ese orden.
Así quedó el auto de Gálvez tras el accidente.

Gestos deportivos

Rodolfo Alzaga que corría detrás de Oscar Gálvez cuando este sufrió el vuelco, se detuvo en el camino y lo alzó en su coche junto al acompañante para trasladarlo a Junín, continuando así su carrera.
Al llegar al punto inicial de la competencia, Alzaga detuvo su coche para descender a los heridos y en esas circunstancias venía muy cerca Eduardo Casá quien también detuvo su marcha para no pasar a Alzaga aprovechando esa circunstancia.
Fueron dos gestos que merecieron el elogioso comentario del público.
También sufrió en esta prueba un accidente, afortunadamente sin mayores consecuencias, el tripulante del coche 54, doctor Arturo Viaggio, quien a raíz de un vuelco sufrió lesiones sin mayor importancia lo mismo que su acompañante.
La clasificación final fue:
1) Juan M. Bordeu (Chevrolet), 2) D. Emiliozzi (Ford), 3) A. Meunier (Chevrolet), 4) E. Cas{a (Ford), 5) D. Trotta (Ford), 6) V. Galluzzo (Ford), 7) C. Pairetti (Chevrolet).
Un detalle del motor del coche ganador de Juan Manuel Bordeu dotado de tres carburadores.
Otras competencias en Junín

1952: ganador Eusebio Marcilla, 900 kilómetros,
1958: ganador, Juan Gálvez, 890 kilómetros
1962 ganador Armando J. Ríos, 706,950 kilómetros
En las tres oportunidades se utilizaron circuitos distintos. En las dos primeras, a excepción del tramo comprendido entre Agustín Roca y Junín, los demás fueron caminos de tierra. La última, en todo su desarrollo fue sobre rutas pavimentadas.
En la competencia de 1963 se destacó el día anterior que si bien había llovido en la madrugada del sábado 3 de agosto cayendo 24,5 milímetros y en Lincoln de 113 a 15 milímetros, los caminos no se habían visto afectado mayormente en su estado, hallándose en buenas condiciones.

Los protagonistas


Juan Manuel Bordeu (n. Balcarce, Buenos Aires, Argentina, 24 de enero de 1934 — † Buenos Aires, Argentina, 24 de noviembre de 1990) fue un automovilista argentino, campeón del Turismo Carretera en el año 1966. Como protegido de Juan Manuel Fangio, Bordeu tenía una carrera tempranera y acertada, pero un fuerte accidente en una prueba arruinó sus chances de demostrarse en la Fórmula 1.
Tuvo una única participación en la Fórmula 1, en el Gran Premio de Francia de 1961 con un Lotus del equipo UDT Laystall, aunque el auto eventualmente fue piloteado por Lucien Bianchi.

Su campaña en la Argentina

Luego de su fallida incursión en el mundo del automovilismo internacional, Bordeu decide volver a la Argentina para participar del Turismo Carretera. En ese entonces, el dominio que ejercía Ford en esos años era indiscutido, primero con los hermanos Gálvez y luego con los hermanos Emiliozzi y Rodolfo de Álzaga de por medio.
Con este panorama, Juan Manuel decide incursionar en el TC con una coupé Chevrolet (marca que no podía ganar el campeonato desde el '41 con Juan Manuel Fangio, padrino de Bordeu) a fin de quebrar esa tediosa hegemonía. El fruto maduró en 1966, cuando con su célebre coupé "La Coloradita", consigue quebrar la hegemonía de Dante Emiliozzi con "La Galera".
Con "La Coloradita" (que contaba con la motorización de "Toto" Fangio, hermano de Juan Manuel) Bordeu le dio una inmensa alegría a los simpatizantes del "Chivo", abriendo un nuevo panorama en el TC.

Bordeu como puntal de Dodge

En el año 1966, se abre una nueva página en el automovilismo nacional: Debutan los automóviles compactos. Ford presentaba al Falcon, General Motors se anotaba con el Chevrolet 400, Chrysler ponía a disposición el Valiant e IKA hacía su presentación con el Torino. Es así que luego de más de 30 años, las cupecitas comenzaron a ser reemplazadas. A todo esto, Bordeu luego de presentarse por última vez como piloto de "La Coloradita", fue convocado por la Comisión de Concesionarios Chrysler, quienes en 1969 comenzaron a participar con un par de Dodge Polara de 4 puertas confiados a los Hnos. Bellavigna en la preparación. Juan Manuel Bordeu fue convocado como uno de sus pilotos junto a Carlos Löeffel (recordado, entre otras cosas, por ser el único ganador de TC con Valiant II). 
A partir de ese entonces, comenzaba la carrera de Bordeu como puntal de Dodge. Su primer triunfo con la marca llegó el 18 de julio de 1971, en el circuito semipermanente de Olavarría, en la "Vuelta de la Ciudad", triunfo que además significó la primera victoria de Dodge en el automovilismo argentino. Se retiró en el año 1973, con 21 triunfos en su haber. Su última carrera fue en el circuito de Zapala, con una Dodge GTX.

Vida personal

Bordeu era un hombre de carácter serio, introvertido, callado, pero bastante sociable. Durante su incursión en el TC logró ganarse el cariño de muchos de sus colegas, entre ellos Eduardo "Tuqui" Casá y Rodolfo de Álzaga. En la pista era recordado por su manera tan fuerte de manejar "La Coloradita" y por no ser prolijo a la hora de manejar. Con todos los coches que manejó, tenía por costumbre entrar de costado en las curvas haciendo delirar a los aficionados que seguían las competencias. Tuvo un accidente gravísimo probando un auto de carrera, el tanque de combustible que se encontraba detrás de su asiento estalló y esto condicionó su meta de correr en la Fórmula Uno.
Sus íntimos le decían "Maneco". Le gustaba mucho el campo y andar a caballo, tenía la estancia "La Peregrina" en Balcarce. Allí en Balcarce se lo veía seguido con Juan Manuel Fangio. Se casó y tuvo tres hijos, dos mujeres y un varón, Juan Manuel hijo, que empezó a correr manejando muy bien, pero luego murió en un accidente de autos siendo muy joven. Una de sus hijas, Ivonne, se casó con Mauricio Macri. Bordeu se casó por segunda vez con la actriz argentina Graciela Borges. Fruto de esa relación nació su cuarto hijo, Juan Cruz Bordeu quien no siguió los pasos deportivos de su padre.
En 1973 se retiró del automovilismo como piloto aunque continuó su carrera como dirigente y fue presidente del Automóvil Club Argentino. Falleció el 24 de noviembre de 1990, víctima de una leucemia que le había sido diagnosticada un tiempo antes.



Oscar Alfredo Gálvez (Parque de los Patricios, Buenos Aires, 17 de agosto de 1913 - Palermo, Buenos Aires, 16 de diciembre de 1989) fue un piloto de automovilismo argentino, uno de los más grandes del automovilismo argentino, junto a su hermano menor Juan Gálvez.
Oscar Alfredo Gálvez nació en la ciudad capital, Buenos Aires, en el taller que su padre poseía en la esquina de Garro y Urquiza (Parque de los Patricios) de donde se mudaron a Caballito en 1916 . Marcelino Gálvez y Matilde, inmigrantes españoles, en busca de la hija mujer, recibieron a su tercer hijo varón, Oscar Alfredo, quien llegó después de Marcelino Luis y Alejandro y a él lo seguirían, Juan y Roberto.
A los 10 años Oscar "Tito" su apodo de la niñez, ayudaba en el torno a su hermano mayor Marcelino Luis. Oscar con 15 años y Juan con 12, no podían dejar de pensar en comprar un auto propio. En 1934 a los 21 años compraron con Juan un viejo Ford T, que guardaban en el galpón de un amigo, a escondidas de su padre que no apoyaba la pasión por los autos.
Habiendo abandonado los estudios y junto a su inseparable hermano Juan, montaron un taller en donde prepararon una cupé Ford 35, para correrla en la carrera que unía las ciudades, Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Santa Fe. 
Corría el año 1937, a Oscar le faltaba un mes para cumplir 24 años y su nombre comenzó a hacer eco en las radios. Había hecho, en la cupé Ford 35 con el número 58, un promedio de 119,75 km/h a Rosario, llegando sexto, adelantando a la mayoría de sus rivales en un auto precario para la época. En la segunda etapa de esa carrera y en una maniobra para evitar un badén, el auto dio un vuelco que terminó con esa primera de muchas carreras.
El 5 de agosto de 1937 debutó con el recordado Ford negro y blanco en TC (Turismo Carretera), la categoría de autos Stock más emblemática de la Argentina, aunque tardaría 10 años en conseguir su primer título, la afición ya lo consideraba un ídolo, era un piloto muy audaz y carismático.
En Turismo Carretera disputó 169 carreras, siempre vinculado a Ford, de las que triunfó en 43. Ganó cinco campeonatos; 1947, 1948, 1953, 1954 y 1961, siendo el tercer piloto con más títulos ganados. Obtuvo seis subcampeonatos y en 1952 marcó un hecho importante en la categoría, ganar seis carreras a lo largo de un mismo campeonato.
Apodado "El Aguilucho" por el periodista Pedro Fiore, quien escribió su primera biografía, Oscar Gálvez participó en 309 carreras entre 1937 y 1964 dentro del territorio argentino, conquistando 90 victorias y 6 en el exterior. Fuera del TC, entre sus logros más importantes está, el de ser el primer argentino en vencer a los contundentes pilotos europeos, en el III Gran Premio Eva Duarte de Perón, el 6 de febrero de 1949, al volante de un Alfa Romeo 308, en el circuito de Palermo.
Durante sus años de actividad demostró no sólo su destreza en la conducción, sino también la habilidad de reparar el auto hasta con alambre o reemplazar una pieza en minutos. Fue una persona de gran nobleza, al punto de acaparar el afecto hasta de sus rivales. Oscar Gálvez y su hermano Juan, quienes dedicaron casi toda su vida al TC, junto a Juan Manuel Fangio, son íconos del automovilismo argentino.
En 1980 fue Premio Konex en "Deportes Diploma al Mérito",1 y en 1990 en "Deportes Premio Konex de Honor" Post Mortem.
En 1989, poco antes de morir, fue homenajeado cuando el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, renombró al Autódromo Municipal 17 de Octubre como "Autódromo Ciudad de Buenos Aires Oscar Gálvez", más tarde y hasta el día de hoy, "Autódromo Juan y Oscar Gálvez"
Falleció a los 76 años a consecuencia de un cáncer de páncreas en su casa de Palermo.


Dante Emiliozzi (n. Buenos Aires, Argentina, 10 de enero de 1916 - † 24 de enero de 1989) fue un automovilista argentino que se consagró campeón de Turismo Carretera en cuatro oportunidades entre 1962 y 1965.
Segundo hijo del mecánico Torcuato Emiliozzi y Adalgisa Bormioli, nació en el barrio porteño de Floresta y a los pocos años de edad se mudó, junto a su familia a la ciudad de Olavarría.
Dante, junto a su hermano Torcuato, 4 años mayor que él, creció entre motores en el taller que tenía su padre en Olavarría, y de esa forma desarrolló su talento mecánico y su pasión por el automovilismo.
Sus comienzos en el mundo del automovilismo se dio a mediados de la década del 30 cuando comenzaron a correr en carreras de Ford T y Ford A, ganando varias de ellas.
La llegada de la Segunda Guerra Mundial hizo que los hermanos Emiliozzi se alejaran del «deporte motor» para dedicarse sólo a la mecánica.

La Galera de los hermanos Emiliozzi.

Recién cuando terminó el conflicto volvió, siempre junto a su hermano, a trabajar dentro del automovilismo.
En 1950 comenzaron a crear «La Galera»; modificaron el motor Ford que venía de fábrica con válvulas laterales, las ubicaron en la cabeza del mismo y comenzaron a ensayar en carrera. Tras algunos fracasos iniciales, en 1953, llegó el primer triunfo, en Chacabuco.
Con "La Galera", Dante obtendría los campeonatos de Turismo Carretera de 1962; 1963, ganando 10 de las 16 carreras que se disputaron y superando la barrera de los 200 km/h (203,526 km/h) de velocidad media en la Vuelta de Necochea; 1964 y 1965.
En 1966 comenzó a producirse una transformación en la categoría. Aparecieron autos más modernos y potentes como los Falcon con motor F-100. Entonces los Emiliozzi comenzaron a trabajar en el Baufer con motor F-100 pero el proyecto no fue todo lo exitoso que se esperaba y aunque alcanzó a en algunos tramos los 260 km/h, no logró ganar ninguna carrera.
En 1968 Torcuato dejó la butaca de acompañante que ocupó Octavio Sabattini pero las participaciones en la categoría ya no fueron tan frecuentes.
El 9 de noviembre de 1969 en la primera Vuelta de Chivilcoy sufre un accidente que termina con el incendio del auto y, aunque, junto a Sabattini, logró escapar del fuego decidió el retiro de las pistas.
Alejado del automovilismo, falleció en Olavarría el 24 de enero de 1989. Como homenaje de la ciudad donde vivió gran parte de su vida, una avenida y el autódromo, llevan su nombre.



1 comentario:

  1. . A mi me interesa mucho la historia del piloto Juninense Humberto Rebollo deverian poner mas sobre el llo e solido escuchar que el Corredor Humberto Rebollo era muy bueno como piloto y que tenia con sus dos hermanos una gran empresa que la habian montado Humberto Rebollo y sus dos hermanos y la empresa llo e escuchado que vendian autos de alta gama tambien que vendian respuestos de todo tipos de modelos de autos, por lo que veo el piloto Humberto Rebollo era muy afortunado.

    ResponderEliminar

EL PRIMER SITIO DE LA HISTORIA DE JUNIN EN INTERNET. CONSTRUYENDO EN POSITIVO A PARTIR DE CONTAR EL PASADO DE TODOS LOS JUNINENSES

SIGLO XIX. EL FEDERACION. HISTORIAS FUNDACIONALES

AGUSTINA, PASADO Y PRESENTE

JUNIN EN LA GUERRA DE MALVINAS

Lo más leído esta semana

Espacio de publicidad

MAPA DE JUNIN CON SUS CALLES EN GOOGLE MAPS