Lo Último

Entrada destacada

Descubriendo a Negreti: el hombre, el poeta y la leyenda

La vida en el Federación diez años después de su fundación

El 30 de diciembre de 1837, el capitán de la Primera Compañía de carabineros del regimiento 4, Pablo Palacio, solicitaba a Rosas "participar de las privaciones y fatigas como también de las glorias del ejército que ha marchado al mando del señor Brigadier Dn Alejandro Heredia contra el tirano del Perú y sus sostenedores".
En esta época se consumían en el fuerte de 500 a 600 reses por bimestre. Con la grasa de las mismas se fabricaban velas para el alumbrado de la iglesia, de las cuadras para la tropa, de las del cura, de la comandancia y de los oficiales. Parte de esa grasa era destinada para fabricar jabón que hacía los mismos soldados. Por su parte, los cueros eran remitidos a la capital en carretas que llegaban hasta la plaza de Monserrat, donde existía una barraca.
La fuerza militar al 31 de diciembre de 1837 era la siguiente:
Plana Mayor: Teniente coronel José Corvalán; ayudante Mayor Graduado de Capitán: Teodoro Martínez; porta estandarte: Cruz Cañete; Agregado Teniente 1ro.: Juan Angel Benítez.
Escuadrón de Carabineros del Regimiento 4:
Primera compañía: Capitán Pablo Palacios; teniente segundo. Carlos Fitzgerald; alférez: José Cabrera; tres sargentos primero; cuatro trompas y siete cabos primero con 103 soldados a cargos.
Escuadrón de Carabineros de la Segunda Compañía-Regimiento 4:
Capitán graduado de Mayor Valentín Valenzuela; teniente segundo: Manuel Pérez; alférez José María Moyano; cinco sargentos primero; tres trompas; 10 cabos primero con 100 carabineros a cargo.
Compamía de Dragones: Un capitán; dos sargentos primero; dos tambores; cinco cabos primeros con 33 soldados a cargo.
Piquete de Artillería: 1 teniente 1, 1 sargento segundo y un cabo primero con 11 artilleros.
El total de efectivos militares en el Fuerte Federación en 1837 era de 302 militares entre oficiales, suboficiales y soldados.
En esa fecha, la población exlcuída la tropa, alcanzaba a 508 personas, cifra conformada de la siguiente manera:
Familias de oficiales: 6 mujeres y 16 hijos; de la tropa: 126 mujeres y 230 hijos.
Pobladores: 34 hombres, 23 mujeres y 73 hijos (ARCHIVO GENERAL DE LA NACION S.V.C. XXVIII A.11, legajo 4)
Como puede apreciarse, las cifras de la estadística no habían registrado casi variantes con relación a la población del año anterior. Los esfuerzos de Corvalán aún no rendían sus frutos en la medida esperada.
Tan grave era la situación que atravesaba Federación que, en febrero del año siguiente (1838) el número de pobladores sufriría una disminución.
En efecto, se reduce a 28 personas, de las cuales 25 eran blancas, una parda, una morena y una extranjera. Las familias ascendían a 477 personas.

INVASION DEL CACIQUE BAIGORRIA
El 23 de abril de 1838 las tolderías de Yanquelén fueron arrasadas por una importante invasión de indios enemigos entre los cuales estaba el cacique Baigorria (ver biografía).
Cnel. Baigorria o Cacique Baigorria
(Manuel BaigorriaSi bien nació en la provincia de San Luis en 1809 y toda su vida se dedicó a la milicia, hasta que murió el 21 de junio de 1875 en su provincia natal e ingresó a la vida militar desde muy pequeño y actuó bajo el mando del General José María Paz -uno de los principales jefes unitarios-, ante un clima general adverso por el dominio de los federales, tomo una decisión que establece un quiebre en su vida: al poco tiempo de pasar los veinte años decidió refugiarse en las tolderías de los indios ranqueles. Su vida en las tolderías le valió el apodo de "el indio". En 1838 dirigió una invasión al norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe en la que fue derrotado. En noviembre de 1840 participó en una revolución en su provincia y nuevamente derrotado volvió a su vida entre los nativos. Pero Baigorria era un hombre con tesón: en abril de 1843 fue repelida una acción de 600 indios bajo su dirección; y en 1845 junto a 900 indios y otros blancos refugiados con él en las tolderías inició una acción del otro lado de la frontera que fue vencida, mediante un ardid, por un capitán con 160 hombres; que le pudo arrebatar 25.000 animales robados) (Ver más sobre Baigorria en este link)
Los invasores huyeron llevándose cuatro indios de la tribu atacada. Corvalán, al tomar conocimiento de este suceso se apresuró a marchar en persecusión de los integrantes del malón, decidiendo dirigirse hacia Cabeza de Vaca, lugar distante seis leguas del Fuerte -unos 28 kilómetros-. Pero previamente se detuvo en las tolderías atacadas, concertando allí con Yanquelén la mejor manera de realizar el ataque.
Sin embargo, el cacique traicionó al comandante y en vez de emprender la marcha convenida, se refugió en el zanjón que describimos en la nota 12 (ver)  construido para él y su tribu por el propio Corvalán.
Corvalán, abandonado a su suerte por Yanquelén y advirtiendo el elevado número de indios invasores (más de 500) tuvo que retirarse, dejando muertos en el campo de batalla un cabo y ocho soldados. Además resultaron heridos 17 soldados.
Yanquelén pagó con su vida la traición a Corvalán porque atacado nuevamente por el invasor en su propio refugio, fue muerto junto con un hermano, un caciquillo y un cinco indios más. El resto de su fuerza se rindió incondicionalmente alcanzando a huir tres indias y un caciquillo quienes se refugiaron en Federación.
Luego, los indios invasores se dirigieron hacia Rojas, arrasando establecimientos en este lugar y posteriormente, de Arroyo Dulce. Integraban el malón también indios chilenos a las órdenes de los caciques Quintucurá, Carmelián y Galún.
Esta invasión por el resultado de la batalla, significó para el comandante Corvalán, una seria amonestación de Rosas. En efecto, su edecán comunicó oportunamente al Comandante que "es muy grande el disgusto que le ha causado el proceder de Ud. y de una eterna vergüenza, tanto mayor cuanto que no tiene Ud. cómo justificarse ante los ojos de S.E. ni ante los del público. Entendía Rosas que al advertir Corvalán que no contaba con fuerzas suficientes para oponerse a los invasores, debía haber avisado al jefe de "La Barrancosa" -en proximidades de Bragado, actual Cuartel VII Olascoaga del mencionado distrito - y unidos, perseguirlos hasta "acuchillarlos de muerte".

LEER MAS EN ESTE LINK SOBRE EL CACIQUE BAIGORRIA






























ESTADISTICA DEMOGRAFICA EN 1838

Nacidos: en enero: 2; febrero: 1; marzo: 4; abril: 4; mayo, 2; junio, 3; julio, 1; agosto, 4; septiembre, 2; octubre; 4; noviembre: 2; diciembre, 1.
Los registros del Federación los clasificaban de la siguiente manera:
Blancos: mujeres, 6; Varones: 10. Total: 16.
Pardos: mujeres, 6; varones 8: Total 14. En total: 30 nacimientos.
Fallecidos: En enero, 2; febrero: ninguno; marzo, 2; abril, 10 (en este mes tuvo lugar la batalla contra el cacique Baigorria); mayo, 3; junio, 1; julio, ninguno; agosto, 2; septiembre, 2; octubre: ninguno; noviembre, 2; diciembre, ninguno.
La clasificación de los fallecidos en el registro de la Federación era la siguiente:
Blancos: mujeres, 5; varones, 9: Total 14.
Pardos: mujeres, 3; varones 7. Total: 10: Total de fallecidos: 24.
El excesivo número de muertos en el mes de abril reconoce como causa principal la ya referida batalla contra los invasores a la tribu de Yanquelén. Los muertos en esa acción militar fueron los siguientes:
José Fuentes (blanco), Cabo de la primera compañía; Eduardo Gaona (pardo), 25 años de edad; Cecilio Falcón (blanco), soldado de la primera compañía 30 años de edad, Cosme D. Acevedo (blanco), soldado de la primera compañía (24 años de edad); Carlos Galván (pardo), soldado de la primera compañía (30 años de edad); Mariano Molina (pardo), soldado de la segunda compañía (40 años de edad); Pedro Bernal (pardo) soldado de la segunda compañía, 28 años de edad; Manuel Burgos (blanco), soldado de la segunda compañía, 30 años de edad; José Adalides (blanco), soldado de la segunda compañía (35 años de edad); Pedro Cabrera (blanco), soldado de la segunda compañía (30 años de edad)..

El último de los soldados mencionados, Pedro Cabrera, falleció recién el 3 de mayo como consecuencias de las heridas recibidas en la misma batalla.

(Fuente consultada: "Apuntes para la historia de Junín", 1950, René Pérez)





















































No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL PRIMER SITIO DE LA HISTORIA DE JUNIN EN INTERNET. CONSTRUYENDO EN POSITIVO A PARTIR DE CONTAR EL PASADO DE TODOS LOS JUNINENSES

SIGLO XIX. EL FEDERACION. HISTORIAS FUNDACIONALES

AGUSTINA, PASADO Y PRESENTE

JUNIN EN LA GUERRA DE MALVINAS

Lo más leído esta semana

Espacio de publicidad

MAPA DE JUNIN CON SUS CALLES EN GOOGLE MAPS