Lo Último

HISTORIAS FUNDACIONALES - HACIA LOS 190 AÑOS DE JUNIN

1877: Los ataques indígenas dejan de ser un peligro

Nuevos límites para el partido de Junín. La figura del cacique Pincen "montonero intrépido", lo calificó un ministro del gobierno nacional.

Ataliva Roca.

El 1 de diciembre de 1876 el coronel Ataliva Roca (hacer click acá para ver más datos sobre su biografía) al frente de su regimiento partió de Junín para el establecimiento "Coffú", distante diez leguas de Junín, llegando a destino el 2 a las diez de la mañana. Con el objeto de poder vigilar al mismo tiempo a Junín y a Lincoln, Roca convino con el juez de paz de esta localidad dirigirse a "Chiquilo", situado a unas cuatro leguas de "Coffú".
Cuando se disponía a realizar lo convenido el flanco derecho de sus fuerzas fue atacado por una fuerte partida de indios, Roca consiguió llegar a la estancia conocida por de "Cougling". Recibió allí la noticia de que los indios invadían los establecimientos situados a la retaguardia de sus fuerzas. Partió entonces hacia el fuerte Rivadavia, situado a diez leguas del lugar en que se encontraba y a tras del fuerte Lavalle donde se hallaba Sanabria, a quien mandó un chasqui. Por medio de éste, el coronel Sanabria tuvo conocimiento de la invasión y se dispuso a encontrarse con las fuerzas de Roca. Desde el momento del encuentro de ambos, Roca quedó bajo las órdenes de su superior.
Sanabria dio la derecha al sargento mayor Manuel Cuesta y la izquierda a Ataliva Roca con sus Guardias Nacionales de Junín.
Siguiendo la "rastrillada" marcharon hasta las diez de la noche en que fueron sorprendidos por una intensa lluvia que los obligó a desmontar y permanecer durante toda la noche pie a tierra y con el caballo a la rienda.
Al aclarar, como consecuencia de la lluvia caída, perdieron la "rastrillada", lo que les originó una pérdida considerable de tiempo, hasta que Roca ordenó al baqueano Juan Masa que tratara de encontrarla.
A las dos horas volvió el baqueano indicando la dirección de los indios y de inmediato fue seguida aquella a gran velocidad. Aproximadamente a cinco leguas del lugar donde se encontró la "rastrillada" pudo advertirse la existencia de fuego encendido a cierta distancia, señal inequívoca de que los indios estaban asando. Sanabria ordenó, entonces, quitar los frenos a los caballos para no ser oídos. Pero desistió de ello al advertir que los indios se encontraban acampados.
Cacique Pincén
El ataque de Roca y los Guardias Nacionales de Junín fue tan rápido y violento que no dió tiempo a los indios de prepararse para la defensa. Quedaron cuarenta indios muertos, quitándoseles todo el arreo que consistía en seis mil animales yaguarizos, casi todos robados en Junín y algunos pocos en Bragado.
Los invasores pertenecían a la tribu del indómito cacique Pincen, de quien decía el ministro Roca: "Es el más atrevido y aventurero de los salvajes; montonero intrépido, no obedece a otra ley que su propio instinto". Este cacique será poco después apresado por las tropas del coronel Villegas.
El 8 de agosto de 1877, la legislatura provincial dicta la ley que modifica los límites del partido de Junín. El texto de la misma es el siguiente:
Artículo 1.- Desde la promulgación de la presente ley, formarán parte del partido de Junín los terrenos situados al exterior del Río Salado y comprendidos entre éste y los límites S.E. de los terrenos señalados en el registro gráfico con los nombres de F. Toledo, Viilafagne y Amezaga; el costado S.O. del terreno de Amézaga y los límites S.E. y S.O. del de E. Payán; los límites S.O. de los terrenos de Fajardo y D.E. Mitre y los límites S.O. y N.O. de don Ramón Idoyaga.
Art. 2.- La contribución directa de la parte de terreno que pasa a la jurisdicción del Partido de Junín correspondiente a este año, será adjudicada al partido de Lincoln con arreglo a la ley de la materia.
Art. 3.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Mientras tanto, el indio empujado cada vez más hacia lejanas regiones del desierto, dejaban de ser un peligro. Junín, en un ambiente de propicia tranquilidad pudo dedicar desde entonces, todos sus esfuerzos a su prosperidad espiritual y material.

(Fuente: "Apuntes para la Historia de Junín", por René Pérez, 1950)
-----------------------------------------------




























No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL PRIMER SITIO DE LA HISTORIA DE JUNIN EN INTERNET. CONSTRUYENDO EN POSITIVO A PARTIR DE CONTAR EL PASADO DE TODOS LOS JUNINENSES

SIGLO XIX. EL FEDERACION. HISTORIAS FUNDACIONALES

AGUSTINA, PASADO Y PRESENTE

JUNIN EN LA GUERRA DE MALVINAS

Lo más leído esta semana

Espacio de publicidad

MAPA DE JUNIN CON SUS CALLES EN GOOGLE MAPS